¿Para qué quieres ser “líder”?

Dream team 1992

Por los años 50’s y 60’s cuando todavía se podía jugar en la calle al fútbol o las llamadas “cascaritas”, los del barrio, chicos, medianos o jóvenes, hacíamos un partido con el número que fuera en dos equipos, pero sucedía un fenómeno muy interesante: no lo iniciábamos hasta que llegara “Juan” te preguntarás: ¿Por qué?

Juan era uno de los chicos de mediana edad, es decir, el más chico andaba por los 7 u 8 años, el mediano entre los 10 o 13 años y los jóvenes los considerábamos de 16 años aproximadamente. Entonces, ¿qué tenía Juan para que nosotros no iniciáramos el partido? Bien, pues aquí algunas de las características que recuerdo: Conocía a todos los del barrio y sus habilidades en el juego de fútbol; reconocía a los no tan buenos, los que medio sabían y por supuesto a los que eran muy experimentados. Además, hacía los equipos muy justos, es decir, escogía a un experimentado para un equipo y por supuesto uno igual para el otro, así que, en ocasiones suplía dos medios buenos por uno experimentado del otro equipo, y claro, distribuía a los malos también. De esta manera jugábamos todos, quedábamos contentos y aceptábamos los marcadores que pudieran resultar. Eso fue lo más relevante entre otros atributos. A Juan se le daba la autoridad de todos nosotros para cualquier conflicto en el juego, además de jugar él en algún equipo propuesto y cuando había falta, se le consultaba como “arbitro” y se respetaba sus decisiones. Claro, fuimos creciendo y los chicos del barrio tomamos caminos diferentes, y algunos simplemente nos perdimos en el espacio y tiempo.

Años más tarde reconocí a Juan siendo figura pública cuando fue Presidente Municipal de nuestra ciudad para después ser Diputado Federal, luego Senador y por último, fue candidato a Gobernador de nuestro Estado Natal,  que por alguna razón no ganó. Oí de primera mano que tenía “carisma” y que era un verdadero líder y que no había ganado por el “sistema”. Y es que él es muy honesto y no concordaba con las “chuecuras” que algunos le proponían. Por su puesto que esto sólo fueron rumores y no pude comprobarlo debido a que no tuve trato personal con él en esos tiempos.

De todo esto, la reflexión que hago es que él había nacido para ser “líder”.

Dr. Luther King

¿Qué se necesita para tener un título de “Líder”? ¿Quién lo otorga y cuando se ejerce? ¿Alguna Institución Educativa tiene la carrera o programa para otorgar la facultad de ser “líder”? ¿A los verdaderos líderes les cuesta aceptar el título? ¿Los líderes nacen o se hacen? ¿El liderazgo es un “Don”, “Talento” o es decisión personal de serlo? Para los que aspiran a ser líderes, ¿hay capacitación o formación? Además, ¿Para qué quieres ser “líder”?

Existe una llave para obtener ese título y se llama: “Autoridad Real”.

Empresario: no basta ser Dueño, Director, Gerente o Jefe para garantizar el éxito de tu empresa, ni de la tecnología o los procesos. El éxito lo logras con tu equipo de trabajo. Si tienes uno, más vale que te asegures que te otorguen ellos el título de Líder y entonces, podrás asegurar un alto porcentaje de éxito en todos los sentidos en tu empresa.

Juan Pablo II convocó a todos los líderes de las Iglesias a Orar por la Paz en Asís.

“Dominus” está preparando un programa de formación de Líderes para invitarte a participar en él. En breve estaremos lanzando la convocatoria.

¡Gracias por leer!

Miguel Meza Macedo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s